¿Cómo escoger el mejor fotoprotector?

Publicado en 20 de noviembre, 2018

¿Cómo escoger el mejor fotoprotector?

¿Cómo escoger el mejor fotoprotector?

Mucho se habla de la importancia de proteger nuestra piel del sol para mantener no sólo su salud, sino también su belleza por más tiempo; sin embargo, cuando se trata de elegir el fotoprotector más adecuado, muchas veces nos embarga la duda debido a la gran variedad de protectores solares que inundan el mercado actual. ¿Este es tu caso? Sigue leyendo y te contamos todo lo que debes tener en cuenta a la hora de elegir el protector ideal para tu tipo piel.

Índice de protección recomendada:

Cuando reconocemos en la etiqueta de nuestro protector solar la sigla FPS, estamos hablando del índice que mide la capacidad protectora de un protector solar frente a los efectos nocivos de la radiación ultravioleta tipo B (UVB) sobre la piel; de esta manera, esto determina el tiempo en que la piel puede estar expuesta al sol sin que aparezca enrojecimiento o se produzca una quemadura solar. En términos de porcentajes, un FPS 15 bloquea aproximadamente el 93 por ciento de todos los rayos UVB, un FPS 30 bloquea el 97 por ciento, mientras que el FPS 50 bloquea el 99 por ciento.

Aunque es necesario reconocer que ningún protector solar brinda protección total, expertos recomiendan usar como mínimo un factor de protección FPS 30; sin embargo, si quieres estar totalmente seguro en tu elección, lo mejor será tener en cuenta el tipo de actividad que realizas diariamente, ya que para aquellos que están constantemente expuestos a exteriores será necesario optar por un fotoprotector solar SPF 50 “Resistente al agua”, el cual resulta ser muy favorable  para días calurosos o para aquellas personas que realizan actividades deportivas al aire libre; además, otra ventaja que debe tener tu protector solar es que en su etiqueta debe decir “Amplio espectro”, esto permitirá blindar aún más tu piel, de manera  homogénea, frente a las radiaciones tanto UVB como UVA

Tipo de piel:

Muchas personas, especialmente aquellas con la piel grasa o tendencia al acné, tienen el temor de que su protector solar tape sus poros y genere puntos negros. Si este es tu caso, lo mejor será que preguntes por protectores solares con fórmulas reguladoras de sebo, de textura fluida o en gel. Por el contrario, si tu piel es seca debes usar un protector solar cremoso de características humectantes. Para las pieles que tienden a las manchas te recomendamos que sustituyas tu maquillaje por protectores solares con color de alta protección SPF50 y simultáneamente uses algún producto con vitamina C, que esté por debajo del 5% de concentración, con el fin de limitar la producción de melanina. Por su parte, si tu piel tiene la tendencia de sufrir de erupciones, picor e irritaciones trata de evitar protectores solares químicos, opta por bloqueadores solares minerales, en especial aquellos que contengan óxido de zinc y recuerda probar el producto en tu brazo o detrás de las orejas, un par de días antes de hacerlo en tu rostro; así sabrás si lo toleras o no.

Para personas que trabajan o permanecen más tiempo en interiores

Aunque la mayor parte del tiempo estemos en interiores y nuestra actividad principal sea trabajar frente a un computador o un dispositivo electrónico, nuestra piel también correo peligro. La luz gama generada por estas pantallas pueden contribuir en pigmentar la dermis, ya que esta altera las células de la piel, como los melanocitos, que son los productores de las manchas conocidas como melasma. Esto puede empeorar si sumamos una exposición continúa a luces fluorescentes, televisores y otras pantallas. Dermatólogos recomiendan usar un protector solar indicado para cada tipo de piel, descansar cada hora, alrededor de cinco minutos de la exposición a la pantalla y tomar suplementos con antioxidantes o alimentos que los contengan.

¿En qué momento estas?

Si estas buscando un protector solar para un niño, debes tener en cuenta que los menores de 6 meses no deben usar ningún tipo de fotoprotección, de hecho, los más pequeños no deben ser expuestos al sol por ningún motivo. A partir de los 6 meses es necesario buscar productos especialmente indicados para su piel; recuerda que los protectores para adultos resultan inapropiados debido a que en la piel infantil, la producción de melanina es menor, su capa córnea es mucho más fina y poseen un sistema inmune menos desarrollado.

Si tu etapa es el embarazo, es necesario que sepas que esta fase resulta ser mucho más vulnerable para tu piel, ya que es muy susceptible a desarrollar manchas. La hiperpigmentación de la cara o “máscara del embarazo”, denominada melasma se manifiesta generalmente en más de la mitad de mujeres gestantes. En este caso, no olvides usar una pantalla solar especialmente formulada con compuestos capaces de absorber la radiación UVB/UVA acompañada de un factor de protección solar mínimo 30 y resistente al agua. Asimismo, se recomienda evitar la exposición directa al sol, y en caso de ser así, emplear sombreros de ala ancha, sombrilla, gafas con filtro y ropa protectora preferiblemente de algodón.

Mas publicaciones

0 comentarios

Dejar un comentario

Todos los blogs y comentarios fueron verificados por el moderador