Pide tu domicilio en Bogotá al teléfono: 317 659 1916 o (1) 236 9441

5 claves para cumplir tus propósitos de año nuevo

Publicado en 06 de enero, 2021

Planea tus propósitos de año nuevo
Iniciamos un nuevo año con muchos propósitos por cumplir. Tristemente, muchos de estos propósitos quedan solo en eso, en propósitos. Así que hoy te contamos 5 claves que te ayudarán a cumplirlos, sin perder la motivación.

 

Para muchos hoy 6 de reyes marca el final de la navidad, por eso queremos que revises tu lista de propósitos de año nuevo, si esa que escribiste el 31 de diciembre o que pediste con las 12 uvas. Dejar de fumar, bajar de peso, hacer más ejercicio, aprender un nuevo idioma… ¿Te suenan?

Psicológicamente, empezar un nuevo calendario nos llena de motivación y cambia nuestra manera de ver las cosas. Escribimos un sinfín de propósitos que muchas veces no logramos cumplir o mantener en el tiempo porque son pensados a la ligera y sin una planeación.

Entonces, si perdemos la motivación ¿Por qué seguimos planteándolas año tras año?

Los propósitos de año nuevo, si lo hacemos conscientemente y no como una tradición, trae muchos beneficios:

  • Nos propone un reto personal, ayudándonos a salir de nuestra zona de confort y explorar nuevas cosas.
  • Nos ayuda a darnos cuenta que hemos logrado, a dónde queremos llegar y que necesitamos cambiar o mejorar para alcanzar nuestro objetivo
  • Así no logremos cumplir todas nuestras metas, nos ayuda a enfocar nuestra energía para ser mejores.

Por estas razones, hoy queremos proponerte 5 claves para lograr que cumplas con éxitos todos los propósitos que tienes planteados para este 2021.

Haz un balance

Balance del año

Antes de empezar a escribir tus propósitos, que de ahora en adelante llamaremos “objetivos”, debes hacer un resumen muy completo de lo que ocurrido en todos los aspectos de tu vida.

Este balance es necesario para plantear tus objetivos y trazar un plan que sea acorde a tu situación actual.

Para esto, te recomendamos que reserves una mañana o una tarde solo para ti, coloques tu música favorita, una taza de té y tu libreta o computador.

Deberás apuntar todo lo ocurrido en tu vida mes a mes y para ello te proponemos estas preguntas.

  • ¿Cuáles eran tus objetivos del año pasado? ¿Se han cumplido?
  • ¿Qué es lo que ha salido bien y qué has aprendido de ello?
  • ¿Qué es lo que no ha salido bien y qué has aprendido de ello?
  • ¿Cuáles son las cosas que más te han hecho feliz este año?
  • ¿Y las que no me hicieron feliz? ¿Por qué estaban ahí? ¿De qué depende que eso cambie?

 Escribe tus propósitos

Una vez hayas hecho un balance de tu vida, pasarás a la proyección. Es hora de escribir todo lo que quieres lograr este año y ten presente que abarquen tres aspectos esenciales: Tu vida profesional, Tu vida en relación con otras personas, Tu vida como individuo (física, mental, espiritual…)

Ahora que tienes todo esto, es más fácil diseñar el plan para este nuevo año sin descuidar ningún área de tu vida.

Transforma tus propósitos en objetivos

Objetivos SMART

Tener un propósito general como “Este año voy a bajar de peso” “este año voy a dejar de fumar”... es simplemente una fantasía y lo único que harás es agobiarte y abandonar muy pronto. Recuerda que la motivación inicial disminuye conforme pasa el tiempo.

Por eso, plantea tus objetivos bajo el modelo SMART

Specific (Específico):  Sé lo más detallado posible. Es muy importante que te respondas algunas preguntas como:  qué haré, cuándo, cómo, dónde, con qué, quién. Entre más información tengas, más fácil será crear tu plan de acción.

Measurable (Medible): Tu objetivo debe ser cuantitativo, por eso es importante incluir cantidades o porcentajes para medir que efectivamente estas logrando tu objetivo.

Achievable (Alcanzable): Muchos de lo propósitos no se cumplen porque parecen inalcanzables, o al menos en un corto plazo. Por eso debes evaluar si estas listo para cumplir ese reto en un plazo determinado o es mejor realizarlo paso a paso.

Realistic (Realista): Debe ser consiente de tu situación actual. No te plantees metas encima de tus capacidades (principalmente físicas o financieras) pues podrían ser un motivo de frustración

Time (Tiempo): Por último, tu propósito debe tener una fecha de inicio y de finalización. Agendar y ponerle un tiempo es vital para saber si podrás lograrlo a tiempo o debes ajustar algunas cosas.

Crea hábitos

Aunque nos concentremos en lograr la meta, es esencial convertir ese objetivo en un hábito.

Es decir, cuando nos concentramos sólo en el objetivo, podemos caer en la trampa de buscar soluciones fáciles para lograrlo y lo más importante es que ese objetivo cumplido sea sólo la base para años siguientes.

Los primeros días serán un poco difíciles, pero poco a poco irás consolidando y ¡magia! Se convertirá en un nuevo hábito

Inversiones

 

Así como pasa con los propósitos, empezamos organizados llenos de motivación, pero comienzan a surgir nuevos gastos y quedamos atrapados en cubrir “situaciones urgentes”

Es el momento de poner por escrito las inversiones que puedes realizar y que ye ayudaría a cumplir ese objetivo. Dentro de estas puede incluir

  • Objetos que te hagan posible (o más fácil) alcanzar tu objetivo.
  • Programas o aplicaciones necesarias que te podrán facilitar o automatizar tu trabajo.
  • Formación para adquirir mayor conocimientos o habilidades. (libros, cursos, mentorías)
  • Servicios que podrías contratar. (membresía e gimnasio, entrenador personal…)

Estos son solo algunos ejemplos. Pero no te preocupes esas inversiones pueden estar conectado con más de un objetivo.

Para que sea más efectivo puedes ir pensar en cómo vas a obtener ese dinero ¿ya lo tienes ahorrado? ¿Vas a generar ingresos extra? ¿venderás algo? ¿Vas a invertirlos?...

Por último ¡Manos a la obra!

Recuerda que antes de hacer realidad cada uno de nuestros sueños, debemos planificar cada etapa de esto y convertirlos en proyectos.

Ahora el reto está en ejecutarlos día a día

Mas publicaciones

0 comentarios

Dejar un comentario

Todos los blogs y comentarios fueron verificados por el moderador