Embarazo en tiempo de Coronavirus – Bellefarma

Embarazo en tiempo de Coronavirus

Publicado en 13 de mayo, 2020

Embarazo en tiempo de Coronavirus

Para muchas, el embarazo se ha tornado preocupante por la pandemia del Covid19. Desde la asistencia de controles prenatales, hasta la hora del parto, se convierten en tareas que requieren más esfuerzos físicos y psicológicos que de costumbre.

Aunque el COVID-19 durante el embarazo sigue siendo estudiado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), hasta el momento, no se ha confirmado la transmisión directa en los recién nacidos de madre a neonato, ni se revela que las mujeres embarazadas tengan mayor peligro de contraer el virus COVID-19 que cualquier otro tipo de persona.

Pero esto no quiere decir que disminuyas las medidas de prevención, pues debes cuidar de ti y de tu bebe: Lavar tus manos a menudo con agua y jabón durante 20 segundos, limpiar y desinfectar las superficies del hogar que se tocan con más frecuencia, observarse para detectar cualquier síntoma o indicación de la COVID-19 y buscar asistencia médica con tiempo.

Cabe resaltar que el confinamiento puede generar estrés, ansiedad y preocupación, lo cual no es bueno para ti ni para tu bebe. Por eso, si estas pasando por esta hermosa etapa te traemos estos consejos para que reduzcas el impacto psicológico y emocional en cada fase de tu embarazo.

¿Te acabas de enterar que estas embarazada?

¡Enhorabuena! Sabemos que estamos pasando por un momento difícil y la incertidumbre es inevitable. ¿Cómo afecta este escenario al seguimiento del embarazo? ¿Se están realizando las pruebas y controles habituales? Según el Ministerio de Salud, aunque las visitas han disminuido, hay unas pruebas fundamentales que se siguen realizando:

  • Los tres análisis de laboratorio.
  • Las ecografías de las 12 y 20 semanas, así como la del tercer trimestre

Si vas a realizarte la primera ecografía de las 12 semanas, es muy probable que pases por el laboratorio para realizar los análisis, así en una sola visita podrás realizarte dos procesos fundamentales.

  1. Ubica a tu médico: Es importante que encuentres un ginecobstetra de confianza, al cual puedas llamar y poder llevar a cabo las consultas normales.
  2. Intenta no salir de casa: Lo más seguro es que pases tu embarazo en casa tomando las vitaminas prenatales: hierro, ácido fólico… y SOLO acudir a tu centro asistencial si presentas:
  • Sangrado vaginal
  • Cólicos
  • Pérdida de líquido con olor a lejía que humedece la ropa interior y piernas
  • Ausencia de movimientos del bebé
  • Dolor de cabeza constante
  • Tos seca
  • Sensación de falta de aire

En este periodo es más riesgoso salir que postergar los controles.

 

 

Si ya estas a mitad de tu embarazo (entre los 3 y los 6 meses) ten en cuenta estas recomendaciones:

1. Mantén contacto con tu ginecobstetra y tu médico: Debes gestionar contacto con tu médico y centro donde te atienden de forma directa para poder contactarlo frente a cualquier situación o para llevar a cabo las consultas. Además, es recomendable tener una segunda opción de especialista, por si no puedes ponerte en contacto con tu médico de cabecera. En tus citas prenatales hazle saber a tu médico si notas que la intensidad de tus emociones como ansiedad o tristeza, afectan tu desempeño cotidiano.

2. Investiga el protocolo de tu centro médico: Es probable que debas asistir a algunas ecografías o laboratorios, por eso debes conocer todas las medidas y pautas que tomaran tu médico y centro de salud. Recuerda seguir las recomendaciones dadas por la OMS.

Si tus controles se reflejan de forma normal, puedes convenir con tu médico continuar con los controles a distancia. Pero, si presentas alguna condición por la cual debes estar bajo supervisión, debes acordar con el especialista cómo será el control.

3. Cuida tu salid física y emocional: Practica estrategias de meditación, mindfulness o relajación; o simplemente, alguna actividad que te genere tranquilidad.
4. Mantente activo: Es muy importante que te mantengas activa durante el embarazo y aunque en esta época no podrás salir a realizar caminatas, si puedes realizar rutinas de baile suaves o practicar posturas de yoga prenatal, siempre con la aprobación de tu médico.
La medición de tu presión y el control del  peso son pruebas que se realizan en los controles prenatales y que puedes hacerlas tu misma desde casa.

    ¿Estás en el último trimestre de tu embarazo?

    ¡Que emoción! ya estas próxima a conocer a tu bebe. Aunque en esta etapa puede que estés mucho más alterada porque darás a luz durante la epidemia, tranquila y prepárate para su llegada, ten en cuenta:

    • Cómo vas a llegar (carro particular, transporte público)
    • Quién te va a acompañar y cómo va a llegar
    • A dónde debes llamar en caso de emergencia
    1. Investiga dónde se hará el parto: Debes tener claro dónde será tu parto e investigar vía telefónica el protocolo que tendrá el centro médico para tu recepción e ingreso. Cada uno está tomando las medidas para garantizar que el espacio físico este libre del virus.
    2. El día del parto: Si cuentas con buena salud intenta pasar la labor de parto en tu casa y sólo acudir a tu centro médico cuando estés en labor de parto activa, por lo que requerirás estar en constante apoyo de tu médico obstetra. Si tú y tu bebe están bien, es posible que les den alta temprana, con el fin de evitar que pasen largas estancias en el hospital.
    3. Se flexible: Aunque la labor de parto pocas veces es como se planea, en este momento debes ser muy flexible, pues algunos aspectos de tu trabajo de parto no podrán proceder como se espera. También debes ser consiente que, para proteger tu salud y la de tu bebé, sólo podrá entrar una persona a acompañarte en la labor de parto, pero no estará en el momento que des a luz, tampoco podrás resivir visitas durante el posparto.
    4. Posparto: Es posible que en esta etapa estés un poco más aislada de lo que habrías estado en otras circunstancias, por eso es importante que hables con tu médico sobre opciones para controles virtuales después del parto, así como la necesidad de visitas al consultorio. 

      El posparto es uno de los momentos más vulnerables emocionalmente para una mujer, por eso busca apoyo en tu pareja, familia y amigos. Pero si llegas a sentir cambios importantes en tu estado de ánimo, fatiga abrumadora, pérdida de apetito comunícate con tu centro médico y busca apoyo en profesionales, principalmente si los síntomas persisten o si piensas en hacerte daño a ti misma o a tu bebe.

      Mas publicaciones

      0 comentarios

      Dejar un comentario

      Todos los blogs y comentarios fueron verificados por el moderador