Pide tu domicilio al 317 6591916

Rutina de cuidado facial: qué es y por qué la necesitas

Publicado en 20 de enero, 2021

Elige tu rutina de cuidado facial

Si todavía no conoces la importancia de cuidar el rostro o no tienes claro que productos utilizar en tu día a día en tu rutina de cuidado facial sigue leyendo este blog, porque crear y seguir una rutina es más fácil de lo que parece.

 

Tal vez hayas escuchado frases como la piel tiene memoria o es mejor prevenir que curar Y es que mantener una rutina de cuidado facial es importante para mantener la salud de la piel.

Sin embargo, a la hora de la verdad, somos algo perezosos y no seguimos los consejos de los expertos a rajatabla o simplemente no la llevamos a cabo porque pensamos que no es necesario. Mil y una excusa se nos pasa por la mente al momento de hacer nuestra rutina: no tengo tiempo, estoy muy cansada, por un día que no lo haga no pasa nada, para que tengo una rutina si estoy joven o no la necesito…

Por eso, con este post queremos cubrir una serie de puntos básicos, desde qué es una rutina de cuidado facial, hasta el orden en el que debes aplicar tus productos, para que sigas cuidando tu piel rigurosamente o inicies con tu rutina de cuidado facial.

¿Qué es una rutina de cuidado facial?

Estamos acostumbrados a leer estas expresiones: rutina de belleza, rutina facial o skin care… ¿pero saber realmente qué es?

Muchas veces nos quedamos sólo en el aspecto estético, en evitar espinillas o prevenir arrugas, pero no nos damos cuenta que nuestra piel es un órgano (así como el corazón, los pulmones, el estómago…) y no lo cuidamos como se lo merece.

Entonces, podríamos definir la rutina de cuidado facial son una serie de pasos que efectuamos en un orden concreto y nos ayuda a preservar la salud de nuestra piel, manteniéndola en perfectas condiciones, preservando su hidratación natural y protegiéndola de los agresores externos.

Por qué es importante cuidar la piel

La piel es el órgano más grande del cuerpo y es el único que está constantemente en contacto con el mundo exterior, entre sus múltiples funciones podemos resaltar que:

  • Actúa como un escudo protegiendo nuestro organismo de agentes externos como las bacterias, el cambio de temperatura y la contaminación
  • Es un indicador de nuestra salud física y mental. Nos avisa de enfermedades externas, referente al estado de la piel, pero también de posibles enfermedades internas
  • Puede mostrar emociones debido a sus millones de receptores táctiles y terminaciones nerviosas.
  • Regula la temperatura corporal

Pero más importante, debemos protegerla del exposoma, una serie de factores externos e internos que perjudican la salud de nuestra piel:

Exposoma factores que afectan la salud de la piel

¿Qué podemos hacer para preservar la salud de nuestra piel?

Cuidarla a diario, con una rutina que permita que nuestra epidermis* permanezca sana, equilibrada y así mantener nuestra barrera cutánea protegida, evitando daños que pueden ocasionar las altas temperaturas, la luz azul, el tabaco, los rayos UV o la polución.

“La epidermis, es la capa más externa de nuestra piel y nos protege frente a toxinas, bacterias y pérdida de líquidos.

En este momento quiero hacer énfasis en que cada piel es diferente y es por eso la importancia de acudir a un dermatólogo para que determine tu tipo de piel y necesidades. Pues no serán las mismas que las de tu mamá o las de tu mejor amiga.

Tipos de piel

Ahora sí, teniendo claro el tipo de piel, pasamos a la rutina. Al momento de crearla debes cerciorarte que cumpla cuatro objetivos: limpiar, hidratar, tratar (si es necesario) y proteger. Si omites alguno de estos aspectos estarás descuidando tu piel.

Hay que tener en cuenta que la rutina de día no será igual a la de la noche, aunque si puede compartir la mayoría de los productos. ¿Por qué? Nuestra piel tiene diferentes necesidades al principio y final del día.

En la mañana debes protegerla de las agresiones externas como el sol y la contaminación y en la noche, lo más importante es limpiarla a profundidad para retirar impurezas, exceso de grasa y restos de maquillaje.

El orden de los factores si altera el resultado

Rutina cuidado de piel mañana y noche

Esta gráfica te ayuda a entender el momento en que debes realizar cada paso. No necesitas hacerlos todos, pero si debes limpiar, hidratar y proteger tu piel a diario.

Con estos simples pasos y siendo constante, conseguirás una piel saludable

Ahora que ya sabes la importancia de una rutina de cuidado facial y cómo debe ser para darte el mejor resultado posible es momento de ponerla en práctica. Si recién empiezas a cuidar tu piel y no sabes cuál es tu tipo de piel no olvides visitar a tu dermatólogo para que sea él quien te aconseje en los productos indicados para ti.

 Si ya sabes cuál es tu tipo de piel, pero no estás segura en que productos incluir para cada paso o tienes alguna inquietud no dudes en escribirnos a nuestras líneas WhatsApp 317 3591916 o 317 6591912 y una de nuestras dermoconsultoras te responderán lo antes posible.

 

Mas publicaciones

0 comentarios

Dejar un comentario

Todos los blogs y comentarios fueron verificados por el moderador